Mostrando entradas con la etiqueta salsa. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta salsa. Mostrar todas las entradas

martes, 28 de agosto de 2018

Salsa 7 minutos


Para esos días en los que hace calor, no se tiene ganas de cocinar, o no se sabe qué hacer, o bien no se tiene tiempo... os recomiendo esta salsa rica rica, para acompañar la pasta que más os guste, de sólo 3 ingredientes (más especias) y 7 minutos de cocción.


Ingredientes:
300-400 g de tomates cherry
2 dientes de ajo
Basilico fresco (albahaca)
Poco aceite, sal, pimienta, pimentón dulce/picante (según los gustos)


Procedimiento:
Pelar los dientes de ajo, cortarlos por la mitad y hacerlos rehogar un par de minutos con un hilo de aceite y un poco de pimentón al gusto.
Añadir los tomates cortados por la mitad, salpimentar, tapar y dejar cocinar a fuego lento durante 7 minutos. Añadir algunas hojas de basilico fresco y apagar enseguida.

¡Espero que la disfrutéis!


sábado, 15 de agosto de 2015

Tapenade de aceitunas verdes


La Provenza es uno de los lugares más bonitos que he tenido la suerte de conocer... y, entre porticones azules, casas de piedra, baños en el río, gente majísima, flores y plantas decorando las callejuelas, cerámica pa perderse y la comida... volvería cada verano, si pudiera :))

En cuanto a comida, siempre recordaré una tapenade que comí en Salernes... probé muchas pero, ¡¡como esa, ninguna!!

En fin... ahí va mi intento de réplica :)

Ingredientes:
200 g de aceitunas sin hueso (normalmente uso las verdes, porque me gustan más, pero se puede hacer con una mezcla de verdes y negras)
2-3 anchoas
1 cuchara de alcaparras (pasadas por el grifo)
60 g de aceite evo
1 buena pizca de hierbas provenzales
1 diente de ajo pequeño sin alma
25 g de almendras molidas



Preparación:
Triturar todos los ingredientes, hasta que las aceitunas queden en trocitos pequeños.



Si quedara, guardar la tapenade en un tarro, cubriendo la superficie con un hilo de aceite, para que no se oxide.

Bon appétit :*

sábado, 5 de octubre de 2013

Ñoquis de patata con gorgonzola y speck



La primera vez que hice ñoquis (o gnocchi, en italiano), el resultado fue bastante discutible...no, miento...¡fue ESPANTOSO!
En cambio de delicadas y tiernas bolitas de patatas, en el plato había una masa informe y pegajosa...

No os preocupéis, ¡¡la receta que hoy os propongo es muy diferente a la primera que probé!! Buscando información y experimentando, he entendido que para obtener ñoquis tiernos y sabrosos, es aconsejable seguir algunos simples consejos:
  • Elegir patatas de carne blanca, harinosas (las de piel roja, para mí, son las mejores), posiblemente de igual tamaño, para que tengan el mismo tiempo de cocción.
  • Intentar no pasarse con la harina: para cada kg de patatas, poner 250 g de harina, aprox. (300 g como mucho).
  • No trabajar demasiado el compuesto.
  • No dejar reposar la masa, sino hacer los ñoquis en seguida.



Ingredientes (para 4 personas):
500 g de patatas de carne blanca (las mías eran 3 medio-pequeñas)
125 g de harina
1 pizca de sal

Para la salsa:
200 g de gorgonzola
3/4 de vaso de leche
3-4 lonchas finas de speck (se trata de un jamón ahumado, típico del norte de Italia; si no lo encontráis en las tiendas de alimentación italianas, se puede usar jamón normal...pero claro, ¡el gusto cambiará un poco!)

Procedimiento:
Lavar las patatas y cocerlas, enteras y con la piel, en la olla a presión por 20-25 minutos aprox. Si no tenéis la olla mágica, poner las patatas, enteras y con la piel, en una olla, cubiertas de agua fría; hervir por, al menos, unos 40 minutos y comprobar la cocción pinchando las patatas con un tenedor.

Escurrir las patatas, pelarlas con la ayuda de un tenedor y chafarlas con un prensa patatas. Añadir una pizca de sal, 100 g de harina y amasar. Si el compuesto se os pega mucho a los dedos, añadir un poco más de harina (intentando no superar los 125 g totales). Amasar un poquito más y formar una bola.
Coger un trozo de la misma y formar un cilindrito de 1,5 cm aprox. de diámetro y cortarlo en trocitos de 2-3 cm aprox.



Deslizar cada trozo sobre un tenedor y colocarlo sobre una superficie enharinada.
Dejar reposar los ñoquis por media hora.





Mientras tanto...
En una sartén, calentar a fuego bajito la leche con el gorgonzola cortado en trozos. Chafar el queso con una cuchara de madera y mezclar, hasta que esté completamente derretido. Apagar el fuego.
Enrollar las lonchas de speck y cortarlas en tiras. Ponerlas en una sartén pequeña, con un hiliiiiiito de aceite, para que se doren; o bien, se pueden poner entre dos hojas de papel de hornear y dorarlas en el microondas, a media potencia por 30 segundos (super truco, descubierto en esta página, hace tiempo).

Volviendo a nuestros ñoquis...
Poner a hervir una olla con abundante agua, echar sal gorda y dejar caer unos cuantos ñoquis. Mezclar para que no se peguen al fondo de la olla. En cuanto aparezcan en la superficie del agua (1-2 minutos), sacarlos con la cuchara escurridora y dejarlos en la sartén con la leche y el queso. Seguir con la cocción de los demás ñoquis.
Finalmente, añadir el speck, saltear y servir.







¡Buen provechoo!

Con esta receta participo al Contest "Pastissima" de Che Zuppa.it

viernes, 2 de agosto de 2013

Pesto a la genovesa



Hasta ahora, siempre había hecho pesto de manera tradicional, machacando en el mortero primero el ajo con la sal, luego, poco a poco, las hojas de basilico (frotándolas con amor contra las paredes del mortero), los piñones, el parmesano y, finalmente, el aceite...sí, sale muy rico y, al final, ¡¡qué satisfacción!! Pero, la verdad, es un procedimiento muy laaaargo y pesado que, con el minipimer y unos truquillos, nos podemos ahorrar.


Ingredientes (para 4-5 porciones de pasta):
50g de basilico (el de hoja grande)
30g de piñones
50g de parmesano rallado fino
100g de aceite de oliva extra virgen
1 pizca de sal gorda
1/2 de diente de ajo, sin germen

Procedimiento:
Ante todo, hay que saber que si el basilico se calienta demasiado mientras se tritura, la salsa quedará fea, sin perfume, oscurísima y amarga...sí, un desastre total.

Para mimar a nuestro basilico y para que la salsa no se estropee, se pueden seguir un par de consejos. El primero consiste en poner el vaso del minipimer, su cuchilla y el ajo (pelado y privado del germen) en el congelador, por 10 minutos.
Mientras esperáis, limpiar el basilico (sólo las hojas, no tiene que haber tallos); segundo consejo: limpiar las hojas con un trapo húmedo, pasándolo con delicadeza sobre las mismas, con cuidado de no aplastarlas o frotarlas con fuerza.
Rallar el parmesano y pesar los demás ingredientes.

Sacar el vaso, la cuchilla y el ajo del congelador. Poner en el recipiente todos los ingredientes y triturar por el menor tiempo posible: en un minuto o menos el pesto debería estar listo ya. Tercer consejo: mejor triturar de forma intermitente, con pausas de algunos segundos.
Probar un poquito y, según vuestro gusto personal, ajustar de parmesano, piñones, aceite...

Más notas:
  • Cómo conservar el pesto: se puede congelar (en porciones individuales es muy cómodo) o conservar en la nevera algunos días, en un recipiente cerrado.
  • ABSOLUTAMENTE PROHIBIDO CALENTAR el pesto. Se añade frío a la pasta caliente, poniéndolo en el fondo del bol o plato en el cual condimentéis la pasta.
Buon appetito!!



domingo, 26 de mayo de 2013

Pasta con calabacín y crema de brie

Buenas tardes,

La semana pasada me entraron ganas de experimentar una nueva salsa para pasta y el resultado fue:
farfalle con calabacín, bacon y crema de brie (habría usado speck, pero no tenía, grrr...). A que suena bien...



Aquí tenéis la receta:

Ingredientes (para 2 personas):
160-170 g de pasta (depende del hambre, jeje)
1/2 echalote o 1/2 cebolla pequeña
80 g de brie
30 g de bacon ahumado o speck en lonchas de 1/2 cm aprox.
1 calabacín pequeño
2 cucharadas de aceite de oliva
2 cucharadas de leche
sal, pimienta

Procedimiento:
Poner agua en una olla a calentar, para la pasta.
Preparar los ingredientes: picar el echalote, cortar el calabacín en rodajas muy finas, el bacon en tiritas y el brie (sin corteza) en cubos.

En una sartén, sofreír el echalote con el aceite por uno o dos minutos y echar el calabacín; tapar y dejar cocer 8 minutos (si se seca demasiado, verter poca agua). Añadir el bacon y cocer otros 5 minutos. Condimentar con sal y pimienta y reservar.
Salar el agua y echar la pasta. En otra sartén, calentar el brie a fuego bajo, añadir la leche y mezclar hasta que el queso esté fundido y haya creado una cremita espesa y perfumada...
Escurrir la pasta un minuto antes y saltearla en la sartén del calabacín. Añadir la crema de brie y servir. Si se quiere, se puede añadir parmesano rallado...¡queda muy bien!

Buon appetito!



domingo, 7 de abril de 2013

Salsa de brócoli para pasta

Esta semana he acumulado bastante verdura en la nevera...¡así que hoy tocaba cocinar!
Además, no nos quedaba pan...aaaahhh, no puede serrr... pues, he aprovechado para probar una nueva receta... ¡pero ésta es otra historia!

Entre la verdura acumulada, tenía un brócoli, que es una gran fuente de vitaminas y antioxidantes. Puede que a algunos niños (y adultos también...) no les haga mucha ilusión comerlo, pero es un alimento muy importante, así que vamos a hacer algo para hacerlo más apetecible.



Ésta es una recetita muuy fácil, para hacer una deliciosa y ligera salsa de brócoli...para niños y adultos gruñones y no gruñones.

Ingredientes:
1 brócoli (brécol)
2 dientes de ajo
aceite, sal y pimienta
6 anchoas (opcional)

Preparación:

Nota preliminar: yo uso la olla a presión para cocer el brócoli, pero se puede hacer con una olla normal
también, aumentando un poco el tiempo de cocción (hasta que el brócoli quede muy tierno).

Con unas tijeras, cortar las "cabezas" del brócoli y lavarlas bajo el grifo. Lavar el tallo también y, luego, cortarlo en trocitos. Poner todo en la cesta de la olla a presión, llenar de agua hasta cubrir el brócoli y cerrar; cocer por 3 minutos desde que la olla empiece a silbar.

Escurrir el brócoli y saltearlo en una sartén durante 2-3 minutos, con un par de cucharadas de aceite, 2 dientes de ajo enteros y pelados y, si os apetece, las anchoas (quedan rebien).

Quitar el ajo, poner el brócoli en el vaso del minipimer y triturar, hasta que quede una cremita espesa, sin esos malvados y horribles trozos de verdura.... =)

Salpimentar al gusto y listo. Si os gusta el queso, os aconsejo mezclar la salsa con la pasta y luego añadir una buena rallada de parmesano...ñam.