Mostrando entradas con la etiqueta crostata. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta crostata. Mostrar todas las entradas

miércoles, 3 de octubre de 2018

Crostata con harina de espelta, paraguayos y amaretti


Por cuanto adore el verano, cuando empieza el otoño miro a mi horno, se me escapa una sonrisa, lo enciendo y me vengo arriba. Así empieza, por desgracia, la temporada de llevar chaqueta pero, afortunadamente, también de hacer (y comer) lasañas, pan, pasteles, galletas, etc. 

Inauguro la "temporada horno" con esta crostata con harina de espelta, paraguayos y amaretti (galletas de almendra).


Ingredientes:
Para la masa:
125 g de harina de espelta
100 g de harina 00
90 g de azúcar blanco
125 g de mantequilla
1 huevo grande
cáscara rallada de 1 lima
1 pizca de sal

Para el relleno:
8-10 amaretti (galletas de almendra... en el Lidl los venden)
4 paraguayos
1/2 lima
1 cucharada de azúcar blanco

Procedimiento:
En la picadora, poner las harinas y la pizca de sal. Añadir la mantequilla fría en cubitos y mezclar todo rápidamente, hasta que se formen miguitas muy finas.
Abrir la tapa y unir el azúcar, el huevo y la cáscara de lima.
Poner en marcha la picadora de nuevo para mezclar rápidamente los ingredientes.
Sacar la masa y formar una pelota. Envolverla en film y dejarla en la nevera durante 30 minutos.

Mientras tanto...
Lavar los paraguayos y cortarlos en trocitos. Unir el jugo de media lima y la cucharada de azúcar. Mezclar y reservar. Encender el horno a 180º.

Cuando hayan transcurrido los 30 minutos, estirar 3/4 de la masa a un grosor de unos 5 mm aprox. y transferirla a un molde de unos 24-26 cm de diámetro.
Espolvorear la base del pastel con las galletas trituradas y rellenar con los melocotones.




Completar el pastel con la masa sobrante: yo elegí un tema otoñal, ¡pero elegid las formas que más os gusten!

Hornear durante 30-40 minutos. Ojo, tibia está tremenda.

Feliz merienda XD



viernes, 13 de diciembre de 2013

Mini tartaletas con mermelada...flores y corazones



Hacía tiempo que quería hacer tartaletas mini, usando como moldes los de cupcakes, porque me parece una medida ideal para una persona y una idea simpática para un buffet. Tuve la oportunidad de presentar mi versión de las mismas en ocasión del Christmas Showroom, un evento organizado por Coshop (Barcelona) para este mes y aquí está la receta, ¡ya veréis que fácil!

En la pasta frolla he puesto menos azúcar de lo normal porque la mermelada ya era muy dulce de por si y la verdad es que estoy muy contenta con la masa que salió: no se rompía mientras la manejaba y el gusto resultó ser bien equilibrado.

Ingredientes (para unas 12-14 tartaletas):
250 g de harina
125 g de mantequilla fría, cortada en cubitos
80 g de azúcar
1 huevo
cáscara rallada de 1 limón o de 1/2 naranja
1 pizca de sal
Mermelada de frutos del bosque o la que más os guste

Preparación:
Mezclar la harina con azúcar, sal, huevo, mantequilla en cubitos pequeños, cáscara rallada de limón o naranja; trabajar con las manos el menor tiempo posible (sólo si es necesario, añadir poca harina para que no se os pegue a las manos), hacer una bola, envolverla en film y a descansar en la nevera 30 minutos.

Encender el horno a 175º C. Dividir la masa en un trozo grande y uno pequeñito (pequeñito porque sólo servirá para hacer las flores, estrellas, corazones, etc. para decorar las tartaletas).
Espolvorear un poquito de harina en la encimera; estirar el trozo grande hasta obtener un grosor de unos 5 mm y cortar círculos con un cortador redondo con circunferencia un poco más grande que vuestros moldes de cupcakes.
Con delicadeza, poner los círculos obtenidos en los moldes y ajustarlos con los dedos. Pinchar la base con un tenedor, cubrir con una cápsula de cupcake de papel llena de legumbres y hornear por 6-7 minutos.

Mientras tanto, estirar el trozo de masa pequeño hasta un grosor de unos 4-5 mm y cortar flores, corazones, tiras, estrellas, etc.
Sacar la bandeja del horno, retirar las cápsulas con legumbres y poner una capa de mermelada en cada tartaleta. Decorarlas con las flores, estrellas, etc. y hornear por otros 15 minutos (o hasta que las tartaletas estén doraditas).


Si no tenéis la bandeja de metal o de silicona, podéis usar las cápsulas de papel (lo he probado y van muy bien). 
Si sólo tenéis la bandeja de metal, hay que engrasarla bien, porque la masa, durante la cocción, tiende a agarrarse a ella con uñas y dientes y, luego, sacar de allí las tartaletas podría ser una misión, si no imposible, bastante difícil y peligrosa, jejeje.

¡A disfrutar de la meriendaa!


miércoles, 27 de marzo de 2013

Pastel de chocolate y peras



Buenas,

Oficialmente, ya estaríamos en primavera pero, aquí al menos, al invierno le está costando irse... pues nada, ¡no hay más remedio que encender el horno!

Hoy os propongo un postre súper buenísimo y fácil de hacer. La receta es de Anna Moroni, presentadora de un programa de cocina italiano.
...Sólo pensando en el nombre se me hace la boca agua...crostata (pastel) de chocolate y peras... chocolate... peras... ñam. Pero empecemos ya.

Ingredientes:
300 g de harina
150 g de azúcar
1 cucharadita rasa de levadura para postres
3 yemas (huevos L)
150 g de mantequilla (sacarla con antelación, para que esté blandita)
cáscara rallada de 1 limón
2 peras medio-pequeñas
10-15 amaretti (podéis encontrarlos en tiendas de alimentación italianas, o bien sustituirlos con otro tipo de galleta o pan rallado; no se puede evitar, algo hay que poner para absorber el líquido de las peras)
100 g de chocolate negro para fundir


Preparación:

Ante todo, vamos a hacer la pasta frolla. Con un batidor (o batidora a baja velocidad), trabajar la mantequilla con el azúcar. Añadir las yemas y la cáscara de limón. Unir la harina, la levadura y amasar con las manos súper rápidamente, hasta obtener una bola lisa y brillante. Dejar en la nevera 30 minutos.

Mientras tanto, trocear el chocolate, pelar y cortar las peras en lonchas finas y reservar. Encender el horno a 175º C.

Coger 3/4 de la masa y estirarla encima de una hoja de papel de horno. Transferir el papel en un molde redondo, de 26 cm y "ajustar" los bordes del pastel: deben tener unos 3 cm de altura.
Machacar las galletas, distribuirlas en la base y colocar las peras encima, uniformemente.



Con el resto de la masa, formar muchas bolitas y apoyarlas sobre las peras. Completar con el chocolate.
Doblar un poco los bordes del pastel hacia dentro y hornear por 30 minutos aprox.

La crostata nos miraba desde su rejilla y nos decía: "vamos, cómeme...cómeme..." Pues, no pudimos esperar a que se enfriara del todo antes de cortarnos el primer trozo, así que el chocolate todavía estaba un poquito derretido...irresistible...