Mostrando entradas con la etiqueta carnaval. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta carnaval. Mostrar todas las entradas

martes, 19 de febrero de 2019

Frittelle


No suelo freír en casa, pero cuando se acerca carnaval, no me puedo resistir. Llevo viviendo en España desde hace 10 años ya, y, evidentemente, ¡no puedo bajar a la panadería y comprar una bandejita de crostoli! Así que no queda otra que reproducir en casa dulces típicos como ese o las frittelle alla crema, que son unos suaves buñuelitos de pasta choux rellenos de crema pastelera. Para quien no tenga familiaridad con esta masa, es la que se utiliza, por ejemplo, para hacer los profiteroles. ¿A que suena bien? Pues aquí va la receta.


Ingredientes:
Para la pasta choux
370 ml de agua
100 g de mantequilla
2 cucharaditas rasas de azúcar blanco
una pizca de sal
150 g de harina 00
cáscara de limón
4 huevos

Para la crema
80 g de azúcar blanco
3 yemas
30 g de harina 00
aroma de vainilla/vaina
400 ml de leche

Acabado
un plato con azúcar blanco

Procedimiento:
Empecemos con la pasta choux. Poner el agua, la mantequilla, el azúcar y la sal en una olla medio-pequeña. Cuando la mantequilla esté derretida y el agua hierva, retirar la olla del fuego. Verter toda la harina de golpe, un poco de cáscara de limón rallada y mezclar rápidamente con una cuchara de madera. Volver a poner la olla al fuego y mezclar continuamente, durante unos 5-7 minutos (para que se cocine la harina), hasta que la masa se separe de las paredes de la olla. Retirar del fuego, verter la masa en un bol y dejar enfriar. Luego, añadir los huevos, uno a la vez.
¡Lista!

Recortar unas hojas de papel vegetal, para que sean grandes como la sartén donde se freirá. Poner la pasta choux en una manga pastelera y formar muchos pequeños montoncitos encima de una hoja.
Cuando el aceite llegue a 170º-175º C, coger la hoja y volcarla en el aceite. Después de unos segundos, quitar la hoja, agitándola un poco, para que los montoncitos se suelten.
Una vez fritas, pasar las frittelle por papel de cocina y, en seguida, revolcarlas en el plato con azúcar.

Hacer la crema pastelera: poner a calentar la leche con la vaina de vainilla. Mientras, mezclar yemas con azúcar. Añadir la harina y la leche calentita. Poner al fuego y hervir a fuego lento unos pocos minutos, hasta que espese. Retirar y dejar enfriar, mezclando de vez en cuando.

Llenar las frittelle con la crema, usando una manga o una jeringa. Cuidado, que son como las pipas... dicho esto, ¡¡feliz carnaval, a disfrutar!!


domingo, 10 de febrero de 2013

Crostoli



¡Hola!

No sé si nunca lo había mencionado, pero soy de una ciudad que está bastante cerca de Venecia. En esa zona, durante el Carnaval, no pueden faltar las máscaras, los confetis y, por supuesto, los crostoli (también llamados chiacchiere, frappe, bugie, cenci o galani).
Son dulces más o menos rectangulares, muy muy finos, friables y...¡¡adictivos!!

Ahí va la receta.

Ingredientes:
280 g de harina
2 huevos
50 g de mantequilla (blanda)
2 cucharadas de azúcar (40 g)
4 cucharadas de marsala o ron blanco
cáscara de un limón rallada
una pizca de sal
azúcar glass para espolvorear

Preparación:
Machacar un poco el azúcar con la cáscara de limón rallada, para que se mezclen bien.
Añadir los demás ingredientes (excepto el azúcar glass), según el orden que se prefiera.
Amasar con las manos, hasta obtener una bola lisa y homogénea. Si la masa resultara demasiado seca, añadir poca agua.



Envolver en film y dejar reposar 20 minutos. Bien, ahora es el momento de estirar la masa.
Coger una parte de la masa y, mientras trabajéis con ésta, reservar el resto envuelto en film.
Estirar la masa, doblándola varias veces al principio, hasta el número 7. El hecho de doblarla favorecerá la formación de muchas, deliciosas burbujas al momento de freír los crostoli. Una vez estirada bien la masa, cortar en rectángulos y hacer un corte en el medio.
Freír los crostoli en aceite a media temperatura, algunos segundos por lado. Sacar con unas pinzas o con un escurridor y dejar enfriar en un plato con papel de cocina, que absorberá el aceite en exceso.
Cuando estén fríos, espolvorear con azúcar glass.

Si no tenéis "nonna papera" (la máquina de la pasta), estirar la masa lo más fina que podáis.

¡Buen provecho y a disfrutar del Carnaval!