Mostrando entradas con la etiqueta avellanas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta avellanas. Mostrar todas las entradas

jueves, 13 de diciembre de 2018

Love at first brownie


Hace unos días, con unos cuantos amigos, hicimos "día de sushi casero". Entre varias cosas, sobró un aguacate... Nosotros no estamos acostumbrados a utilizarlo en las comidas de cada día, ¡pero quería aprovecharlo de alguna forma! Así que... pregunté al oráculo Pinterest y me cautivó una receta de Sneh, del maravilloso blog "Cook Republic": brownies con avellanas, aguagate y chocolate...

Leída la receta, vistas las fotos, ya enamorada de todo ello, me fui a comprar otro aguacate para poder probar la receta, jajaja. Además, una amiga me acababa de traer de México unas semillas de cacao que huelen 10... ¡así que genial!


Bueno. Cuando probé el primer trocito de brownies, fue como si un conjunto de magia y felicidad invadiera mi cuerpo (ya, es un poco raro, pero tenéis que probarlo para vivirlo)... durante 20 minutos no supe decir más que "madre mía". Mi segunda frase fue: "Me voy a tatuar la receta".
En fin, gracias, Sneh, por hacerme descubrir esta maravilla y espero que probéis también esta receta pronto.
Aquí os pongo ingredientes y procedimiento en castellano, para más comodidad... ahora ya no tenéis excusa ;)


Ingredientes:
200 g de chocolate negro, en trocitos
1 cucharadita de café instantáneo (como no uso normalmente, he puesto café normal, para cafetera)
4 huevos
120 g de azúcar moreno
1 cucharadita de aroma de vainilla en polvo (o algunas semillas de vaina)
2 cucharadas de cacao en polvo
50 g de harina de avellana (si no tenéis, se puede hacer, triturando las avellanas con cuidado, accionando la picadora varias veces, durante pocos segundos, y sin pasarse)
una pizca de sal
2 aguacates
60 ml de leche de coco
cacao en polvo extra, para espolvorear

Procedimiento:
Precalentar el horno a 190º C. Engrasar y forrar un molde cuadrado para brownies con papel de hornear. Yo no lo tengo y usé una fuente metálica, de unos 30x23 cm. Creo que lo ideal sería una de 25x25, para que salgan de la altura perfecta. Igualmente salieron súper bien.

Poner el chocolate negro y el café en una cacerola pequeña y calentar a bañomaría, a fuego medio, removiendo constantemente, hasta que el chocolate esté derretido y bien brillante. Dejar enfriar por completo.

Batir los huevos, el azúcar y la vainilla, hasta que el compuesto esté claro y esponjoso. Añadir el cacao, la harina de avellana, la sal y el chocolate enfriado. Batir brevemente, hasta que la mezcla esté homogénea.

Pelar los aguacates y quitar los huesos. Poner los aguacates y la leche de coco en el vaso de la batidora de mano y accionarla, hasta obtener una mezcla lisa y blandita.

Verter ésta última en el bol del compuesto de chocolate y mezclar con una cuchara de madera, hasta que esté todo bien combinado.


Verter la masa en la fuente y hornear durante 30-40 minutos, según vuestro horno. No es recomendable cocinar el brownie demasiado, para que no se seque. Cuando lo saquéis del horno, estará blandito; es normal.

Dejar enfriar, disfrutando del olorcito que invade vuestra casa. Finalmente, espolvorear con cacao, cortar y listo para la magia.

Buen provecho, ¡un besote!



domingo, 3 de febrero de 2013

Pan di stelle

Otro finde, ¡otras galletas!
Ya no nos quedan gocciole, así que ahí va otro intento de réplica. Esta vez se trata de galletas de chocolate y avellanas, llamadas "Pan di Stelle".


Encontré la receta aquí, pero he modificado un par de cosas; aunque entiendo que la masa tiene que ser harinosa, la primera vez que probé la receta, esa me resultó absolutamente imposible de trabajar...no había manera de amasarla, ni de estirarla...y de mantener la calma, ni os cuento =)
No resultan iguales a las galletas originales, ¡pero el gusto es similar y están muy buenas igualmente!

Ingredientes:
500 g de harina
2 cucharadas de miel
45 g de chocolate negro para fundir
40 g de cacao en polvo
1 yema de un huevo grande
160 g de mantequilla
300 g de azúcar glass (no uséis el azúcar avainillado; si no tenéis del normal, hacerlo con la picadora)
40 g de leche
30 g de avellanas tostadas
1 bolsita de levadura para postres
azucarillos para decorar

Preparación:
Picar las avellanas con 3 cucharadas de azúcar glass, para obtener una harina. Añadir la miel y mezclar bien, hasta que el compuesto esté cremoso (yo hice trampa y añadí una gota de leche, porque me parecía demasiado harinoso).
Poner el chocolate en una taza, con un chorrito de leche y fundir al micro, potencia mínima, 40-50 segundos.

Montar la mantequilla con el resto del azúcar. Unir la crema de avellanas, la yema, la leche y el chocolate.
Luego, la harina, el cacao y la levadura. Mezclar bien y amasar como podáis.

Nota: no os desesperéis, no va a resultar una bola lisa y homogénea, tiene que ser muy ... "migajosa".
No obstante, deberíais poder estirarla sin grandes problemas. A veces se romperá, pero basta arreglarla un poquito con los dedos y listo.
No añadáis leche, ¡¡porque la consistencia de las galletas no sería la misma!!



Encender el horno a 180º C.

Estirar parte de la masa encima de una hoja de papel de horno, hasta obtener un grosor de unos 3-4 mm. Cortar las galletas con un cortapasta o un vaso y quitar la masa sobrante.
Transferir la hoja de papel sobre la bandeja del horno. Decorar las galletas con los azucarillos blancos, espolvorear con un poco de azúcar (normal) y hornear por 10-12 minutos.

Dejar enfriar completamente las galletas encima de una rejilla, antes de comerlas o guardarlas en una caja.

¡Qué aprovechen!