Mostrando entradas con la etiqueta amaretti. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta amaretti. Mostrar todas las entradas

miércoles, 3 de octubre de 2018

Crostata con harina de espelta, paraguayos y amaretti


Por cuanto adore el verano, cuando empieza el otoño miro a mi horno, se me escapa una sonrisa, lo enciendo y me vengo arriba. Así empieza, por desgracia, la temporada de llevar chaqueta pero, afortunadamente, también de hacer (y comer) lasañas, pan, pasteles, galletas, etc. 

Inauguro la "temporada horno" con esta crostata con harina de espelta, paraguayos y amaretti (galletas de almendra).


Ingredientes:
Para la masa:
125 g de harina de espelta
100 g de harina 00
90 g de azúcar blanco
125 g de mantequilla
1 huevo grande
cáscara rallada de 1 lima
1 pizca de sal

Para el relleno:
8-10 amaretti (galletas de almendra... en el Lidl los venden)
4 paraguayos
1/2 lima
1 cucharada de azúcar blanco

Procedimiento:
En la picadora, poner las harinas y la pizca de sal. Añadir la mantequilla fría en cubitos y mezclar todo rápidamente, hasta que se formen miguitas muy finas.
Abrir la tapa y unir el azúcar, el huevo y la cáscara de lima.
Poner en marcha la picadora de nuevo para mezclar rápidamente los ingredientes.
Sacar la masa y formar una pelota. Envolverla en film y dejarla en la nevera durante 30 minutos.

Mientras tanto...
Lavar los paraguayos y cortarlos en trocitos. Unir el jugo de media lima y la cucharada de azúcar. Mezclar y reservar. Encender el horno a 180º.

Cuando hayan transcurrido los 30 minutos, estirar 3/4 de la masa a un grosor de unos 5 mm aprox. y transferirla a un molde de unos 24-26 cm de diámetro.
Espolvorear la base del pastel con las galletas trituradas y rellenar con los melocotones.




Completar el pastel con la masa sobrante: yo elegí un tema otoñal, ¡pero elegid las formas que más os gusten!

Hornear durante 30-40 minutos. Ojo, tibia está tremenda.

Feliz merienda XD



miércoles, 25 de septiembre de 2013

Tortelli de calabaza




Damas y caballeros, oficialmente estamos en otoño. Y, para darle la bienvenida, hoy quisiera compartir una receta especial, a base de un delicioso ingrediente otoñal: tortelli de calabaza.

Se trata de un tipo de pasta rellena, tipico de algunas zonas de Italia: la de Ferrara, Mantua y Reggio Emilia. De una zona a otra (y de una abuela a otra) los ingredientes y las dosis varían un poquito...hay quien le pone mostaza, un huevo, pan rallado....

Después de haber leído unas cuantas recetas, he intentado basarme en las más sencillas y, a continuación, os presento mi versión.

Ingredientes:

Para la pasta (2 personas):
200 g de harina
2 huevos medianos (a temperatura ambiente)
1 pizca de sal

Para el relleno:
500 g de calabaza (la pulpa cocinada pesa 300 g aprox.). La que he usado es la " calabaza cacahuete".
20 g di amaretti molidos (son crujientes galletitas de almendra; se encuentran en tiendas de alimentación italianas)
20 g di parmesano rallado
una rallada de nuez moscada
1 pizca de sal

Para condimentar:
una nuez de mantequilla
abundante parmesano rallado

Procedimiento:

Relleno:
Abrir la calabaza, limpiarla de las semillas y de los hilillos; cortarla en trozos. Poner estos últimos en una fuente forrada con papel de hornear y cocer en el horno a 170º, por una horita. La calabaza estará lista cuando podréis pinchar la pulpa con un tenedor, sin hacer esfuerzos.



Cuando hayáis sacado la calabaza del horno y ésta esté tibia, separar la pulpa de la cáscara usando una cuchara o un cuchillo. Chafar la pulpa con un tenedor o con el minipimer, añadir el parmesano, los amaretti molidos, la nuez moscada y la sal (¡muy poca!). Mezclar y reservar.

Si el relleno resultara aguado:
1. Que no cunda el pánico. Añadir poco parmesano y ver si la situación mejora. Hay quien le añade pan rallado, pero atención porque, si se exagera, el relleno podría resultar duro después de la cocción.
2. La próxima vez, mejor si usáis una calabaza de otro tipo.

Para la pasta:
Verter la harina sobre la mesa y ponerla en forma de volcán. En su interior, poner los huevos y la sal. Con un tenedor, revolver los huevos, cogiendo, poco a poco, harina de los lados. Luego, amasar con las manos, desde el exterior hacia el interior, hasta que toda la harina se haya absorbido y obtengáis una masa lisa.

Si la masa resultase demasiado dura o no absorbiese tooooda la harina:
Añadir un par de cucharadas de agua tibia y seguir amasando, hasta obtener una bola compacta y lisa.

Tapar con un bol y dejar descansar de media hora a una hora.


Después del descanso, extender parte de la masa en una lámina fiiina, pero sin pasarse (con mi máquina de la pasta he llegado al número 6); mientras tanto, tapar la pasta que no se usa con el bol, para que no se seque.
Cortar la lámina así obtenida en cuadrados de 6x6 cm aprox. y colocar, en el centro de cada uno, una pequeña nuez de relleno.



Doblar la lámina para formar un triángulo y sellar bien los bordes. Poner el triángulo alrededor de un dedo y chafar las dos puntas para unirlas y dar forma al tortello.



Mientras se hacen, colocar los tortelli sobre una superficie enharinada.



Calentar una olla con abundante agua. Cuando esté hirviendo, echar sal gorda y dejar caer 10-15 tortelli. Mezclar y cocer de 6 a 10 minutos (eeeeehhh no se puede concretar más, depende del grosor de la pasta y de cuánto tiempo los tortelli hayan esperado sobre la superficie enharinada). ¿Cómo saber si están listos? No hay más remedio que probar uno.
Sacarlos del agua con la cuchara escurridora y ponerlos en un bol con una nuez de mantequilla.
Seguir con la cocción de los demás tortelli (10-15 cada vez).
Servir con abundante parmesano.

Si sobrara relleno:
Se puede usar para condimentar una pasta seca corta...o para rellenar unos vol-au-vent...una quiche...¿¿más consejos??



Con esta receta participo en el contest "Pastissima" de Chezuppa.it

domingo, 2 de septiembre de 2012

Mini muffins con melocotón y "amaretti"

Aquí ya empieza a hacer fresquito, o soy yo que soy un reptil y siento frío en cuanto se va el sol...es igual, el punto es que me han entrado ganas de encender el horno y hacer algo divertido y...mini:


Mini muffins con trocitos de melocotón y amaretti

Ingredientes (para alrededor de 50 mini muffins - unos 10 muffins grandes):
230g de maizena (harina fina de maíz)
25g de amaretti (galletitas italianas a base de almendra) + 3-4 amaretti más para el fondo de los muffins
2 huevos
100g de azúcar (yo pongo 70g de blanco y 30g de moreno)
120g de mantequilla (a temperatura ambiente)
100g (sí, gramos) de leche
2 cucharaditas y media de levadura para postres
1 pizca de sal
1 melocotón muy grande o dos pequeños (el mío pesaba unos 300g)

Preparación:
Lavar y cortar el melocotón en daditos pequeños. Machacar los amaretti en un mortero (no tanto para que quede harina, dejé algunos trocitos; pero depende del gusto de cada uno).
En un bol, mezclar con las manos la maizena con la mantequilla y los amaretti. Añadir el azúcar, la levadura y la sal.
En un bol distinto, unir los huevos con la leche y verterlos en el compuesto seco. Mezclar bien y, al final, añadir el melocotón. Últimas vueltas con la cuchara y listo para llenar tus moldes. Antes de verter la masa, machacar bien 3-4 amaretti (esta vez sí, como harina) y espolvorear un poco en el fondo de cada uno de los moldecillos...¡le dará más gusto!
Cocer a 170ºC por 20 minutos (bueno, ¡deberéis comprobarlo con vuestro propio horno!).

Veinte minutos y...Buon appetito!!