Mostrando entradas con la etiqueta almendras. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta almendras. Mostrar todas las entradas

miércoles, 23 de octubre de 2013

Tarta sbrisolona

¡Hola!

La sbrisolona es un postre originario de la ciudad de Mantova y muy popular en todo (o casi) el Norte de Italia. Como podéis ver, su apariencia es bastante rústica y no muy bonita, pero la tarta es tan rica que en 24 horas mi maridín y yo ya nos hemos comido la mitad... =)

Su nombre viene de "brìsa", que en dialecto de Mantova quiere decir "miga". Efectivamente, es una tarta que crea muchas migas en cuanto se corte o se rompa un trozo con las manos.

La receta es de la revista "La Cucina del Corriere della Sera", la mejor revista de cocina que he leído nunca (hasta ahora): salía una vez al mes, indicando los productos de la temporada y unas simples y buenas recetas (tradicionales y también más originales) para aprovecharlos al máximo.
En fin, hablo demasiado...vamos a ver la receta.



Ingredientes:
200 g de harina blanca
200 g de harina de maíz
200 g de almendras peladas crudas
2 yemas
200 g de azúcar
1 bolsita de vainillina (o aroma de vainilla)
cáscara rallada de 1 limón
200 g de mantequilla
mantequilla o aceite y harina para untar el molde

Procedimiento:
Encender el horno a 180º.
Trocear las almendras peladas (cuidadoo, tienen que quedar en trocitos, no en polvo), ponerlas en un bol con las dos harinas, las yemas, el azúcar, la vainillina y la cáscara de limón rallada.
Unir la mantequilla en cubitos y amasar rápidamente, intentando NO formar una masa uniforme, sino dejando pequeños grumos. Dejar caer la masa (sin aplastarla) en un molde untado y enharinado anteriormente; el mío es de 28 cm de diámetro.
Hornear la sbrisolona por 30-40 minutos, o hasta cuando la superficie resulte bien dorada y crujiente.
Sacarla del horno y dejarla enfriar, antes de servir.
La receta original aconseja espolvorear la tarta con azúcar glass, ¡pero a nosotros nos encanta sin!

A disfrutar de la meriendaa ;)


domingo, 19 de mayo de 2013

Tarta de Santiago




Hola,

Vaya día... nubes, lluvia....algún rayito de sol...y otra vez lluvia, nubes... en fin, habrá que combatir el mal tiempo con muchas manualidades y una buena tarta, ¡claro!

Ahí va una recetita super fácil y rápida para hacer la delicada tarta de Santiago, postre tradicional gallego a base de almendras. Cuando hace años busqué la receta, me encontré con versiones muy diferentes...no sé si ésta sea la original, pero me gusta muchísimo, porque la tarta queda tierna y húmeda por dentro y para nada seca.



Ingredientes:
200 g de almendras molidas
200 g de azúcar
4 huevos
cáscara de 1/2 limón rallada (optativo)

Procedimiento:
Encender el horno a 170º C. Batir bien los huevos con el azúcar, hasta que su volumen duplique. Añadir, mezclando con suavidad, las almendras molidas y, si se quiere, la cáscara de 1/2 limón rallada (sin ésta la tarta sale buenísima también). Verter la masa en un molde de 26-28 cm, forrado con papel vegetal. Hornear por 20-25 minutos. 

Atención: dependiendo del horno, podría ser necesario bajar la temperatura a 160º C. Por si acaso, ¡¡recomiendo echarle un ojo al color de la tarta de vez en cuando!! La temperatura también es importante porque, si es demasiado alta, puede hacer que la superficie de la tarta se cocine demasiado rápidamente y al enfirarse el pastel, queden algunas grietas en la misma. 

Cuando esté totalmente fría, apoyar encima la cruz de cartulina y espolvorear con azúcar glass. Con cuidado, quitar la cruz, admirar por unos instantes y comeeerrr.
Si queréis, podéis descargar e imprimir la cruz clicando aquí.



¡Buen provecho!