Mostrando entradas con la etiqueta Navidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Navidad. Mostrar todas las entradas

jueves, 13 de diciembre de 2018

Love at first brownie


Hace unos días, con unos cuantos amigos, hicimos "día de sushi casero". Entre varias cosas, sobró un aguacate... Nosotros no estamos acostumbrados a utilizarlo en las comidas de cada día, ¡pero quería aprovecharlo de alguna forma! Así que... pregunté al oráculo Pinterest y me cautivó una receta de Sneh, del maravilloso blog "Cook Republic": brownies con avellanas, aguagate y chocolate...

Leída la receta, vistas las fotos, ya enamorada de todo ello, me fui a comprar otro aguacate para poder probar la receta, jajaja. Además, una amiga me acababa de traer de México unas semillas de cacao que huelen 10... ¡así que genial!


Bueno. Cuando probé el primer trocito de brownies, fue como si un conjunto de magia y felicidad invadiera mi cuerpo (ya, es un poco raro, pero tenéis que probarlo para vivirlo)... durante 20 minutos no supe decir más que "madre mía". Mi segunda frase fue: "Me voy a tatuar la receta".
En fin, gracias, Sneh, por hacerme descubrir esta maravilla y espero que probéis también esta receta pronto.
Aquí os pongo ingredientes y procedimiento en castellano, para más comodidad... ahora ya no tenéis excusa ;)


Ingredientes:
200 g de chocolate negro, en trocitos
1 cucharadita de café instantáneo (como no uso normalmente, he puesto café normal, para cafetera)
4 huevos
120 g de azúcar moreno
1 cucharadita de aroma de vainilla en polvo (o algunas semillas de vaina)
2 cucharadas de cacao en polvo
50 g de harina de avellana (si no tenéis, se puede hacer, triturando las avellanas con cuidado, accionando la picadora varias veces, durante pocos segundos, y sin pasarse)
una pizca de sal
2 aguacates
60 ml de leche de coco
cacao en polvo extra, para espolvorear

Procedimiento:
Precalentar el horno a 190º C. Engrasar y forrar un molde cuadrado para brownies con papel de hornear. Yo no lo tengo y usé una fuente metálica, de unos 30x23 cm. Creo que lo ideal sería una de 25x25, para que salgan de la altura perfecta. Igualmente salieron súper bien.

Poner el chocolate negro y el café en una cacerola pequeña y calentar a bañomaría, a fuego medio, removiendo constantemente, hasta que el chocolate esté derretido y bien brillante. Dejar enfriar por completo.

Batir los huevos, el azúcar y la vainilla, hasta que el compuesto esté claro y esponjoso. Añadir el cacao, la harina de avellana, la sal y el chocolate enfriado. Batir brevemente, hasta que la mezcla esté homogénea.

Pelar los aguacates y quitar los huesos. Poner los aguacates y la leche de coco en el vaso de la batidora de mano y accionarla, hasta obtener una mezcla lisa y blandita.

Verter ésta última en el bol del compuesto de chocolate y mezclar con una cuchara de madera, hasta que esté todo bien combinado.


Verter la masa en la fuente y hornear durante 30-40 minutos, según vuestro horno. No es recomendable cocinar el brownie demasiado, para que no se seque. Cuando lo saquéis del horno, estará blandito; es normal.

Dejar enfriar, disfrutando del olorcito que invade vuestra casa. Finalmente, espolvorear con cacao, cortar y listo para la magia.

Buen provecho, ¡un besote!



sábado, 8 de diciembre de 2018

DIY Calendario de Adviento


Sé que diciembre ya ha empezado... Pero por si alguien todavía no hubiese puesto el calendario de Adviento, ¡comparto las instrucciones para realizar éste!
Me inspiré en una foto vista en Pinterest, y, al no encontrar el tutorial, me inventé las medidas de los arbolitos y lo adapté a mi gusto :)


Materiales:
- fieltro de 4 colores distintos
- una rama de unos 60 cm
- cuerda fina
- bolitas pequeñitas, de colores que peguen con el fieltro escogido
- hilo de crochet blanco
- 24 pinzas de madera
- pistola de silicona
- papel vegetal

Procedimiento:
En papel vegetal, dibujar y recortar 3 triángulos, que serán vuestros patrones, con las siguientes dimensiones (altura x anchura):
- 7,5 x 7,5 cm
- 9 x 9 cm
- 11 x 11 cm

Usando los patrones, recortar los triángulos del fieltro (2 piezas para cada árbol). Elegir la proporción que queráis; para mi calendario escogí la siguiente: 8 árboles pequeños, 9 medianos y 7 grandes.
- Fieltro gris oscuro: 2 pequeños, 4 medianos, 3 grandes.
- Azul oscuro: 2 pequeños, 2 medianos, 2 grandes.
- Azul claro: 2 pequeños, 2 medianos, 2 grandes.
- Gris claro: 2 pequeños, 1 mediano.


¡Ahora toca coser! Unir las 2 piezas de cada árbol con hilo de crochet blanco, dejando una abertura en la base (fundamental para introducir luego los regalitosss).

Escribir en cada pinza un número, del 1 al 24 y pinzarlas en los triángulos, a modo de tronco.

Apoyar la rama en la mesa e ir colocando los arbolitos tal como queréis que queden. Para cada uno, cortar el trozo de cuerda que se necesite y pegarla por detrás de la rama y por detrás del árbol.


Atar otro trozo de cuerda en los extremos de la rama, para colgar el calendario.
Finalmente, colocar algunas bolitas en la rama y/o en algún árbol.

¡¡Listo!! Espero que os haya gustado; en caso de cualquier duda, estoy a vuestra disposición.

Besote y feliz temporada navideñaaaa.



lunes, 15 de enero de 2018

Galletas que huelen a Navidad


¿Todavía os resistís a guardar luces y decoraciones navideñas? ¿Echáis de menos las vacaciones? ¿Simplemente tenéis ganas de galletas caseras?
No pasa nada: tengo la solución: unas galletas de avellana, que huelen a Navidad y que hacen sonreír (comprobado).

Ingredientes (para unas 40-60 galletas, dependiendo de la forma elegida):
200 g de harina blanca
100 g de harina de avellanas tostadas y peladas (yo las compro y las trituro)
80 g de azúcar
120 g de mantequilla
1 huevo
1 pizca de sal
azúcar glas (opcional)

Procedimiento:
Amasar rápidamente todos los ingredientes, añadiendo la mantequilla a trocitos al final. Formar un rectángulo, envolver en film y reservar en la nevera durante 1/2 hora.
Estirar la masa hasta un grosor de unos 4-5 mm y recortar las galletas. Disponerlas en la bandeja del horno forrada con papel vegetal y hornear durante 10-12 minutos a 175º-180º (como siempre, tiempo y temperatura son un pelín variables según el horno).



Dejar enfriar encima de una rejilla y disfrutar del olorcito que se va difundiendo por toda la casa. Una vez listas, se pueden espolvorear con azúcar glas, ¡pero están ricas sin, también!

Y ahora, ¡a merendar!


martes, 18 de diciembre de 2012

Sugerencias

¡Hola!

En estos últimos días he estado super liada con las manualidades navideñas y no he podido publicar nada...además, antes del 25 de diciembre...¡¡no podré desvelar lo que he estado haciendo!! =)

Así que, mientras, os recomiendo un par de enlaces:

¡¡Saludos y Felices Fiestas!!

domingo, 2 de diciembre de 2012

Cómo hacer un collar de reno con cascabeles



¿Ya sabéis qué adornos colgar en casa para Navidad? Si os queda libre una columna o un pomo de puerta, aquí os dejo un tutorial para hacer un collar de reno con cascabeles.

Qué se necesita:
- 6 cascabeles grandecillos.
- 1 cinturón rojo (el mío es de 3,8 cm de ancho).
- 108 cm de cinta de raso roja (he usado una de 6 mm de ancho).
- 30 cm de cinta de raso roja de medida diferente, para el lazo grande (la mía es de 2,5 cm de ancho).
- 15 cm de cinta o cordón dorado, para el lazo grande.
- Cordón dorado fino.
- Pegamento universal.

Procedimiento:
Cortar la parte inferior del cinturón para que mida 60 cm (sin contar la hebilla). Luego, atar cada cascabel con un trozo de cinta de 18 cm y formar un lacito, cerrado con cordón dorado fino. Cortar el cordón en exceso.

Lápiz y regla a mano: medir 12 cm de la punta inferior del cinturón y hacer un puntito con un lápiz, que sea céntrico respecto al ancho del cinturón. Desde el puntito, medir 7 cm más y hacer otro. Repetir este último paso 4 veces más y sabréis dónde colocar los cascabeles.
Coger, pues, uno, poner una gota de pegamento en la parte posterior del lazo y pegarlo en correspondencia del primer puntito hecho. Repetir con los demás.

Para acabar, decorar la hebilla con un lazo de raso rojo, cerrado con cinta o cordón dorado y pegado con pegamento universal.

Bien... ahora dónde colgamos el collar... ¡Yo todavía estoy dudando entre la pared y la puerta, como podéis ver! ¿¿Consejos??



Nota: ¡en este caso la cola térmica no funciona muy bien! Así que hay que tener paciencia, usar pegamento universal y esperar un poco antes de colgar el collar, ¡para que los cascabeles no se paseen por toda la casa al mínimo movimiento!

¡Saludos!