Mostrando entradas con la etiqueta tarta salada. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta tarta salada. Mostrar todas las entradas

miércoles, 6 de diciembre de 2017

Tarta salada con patatas, jamón, scamorza y cebollas caramelizadas




Después de 2 años de inactividad bloguera, vamos a reactivar la página, por fin, con esta receta "light" :)

Esta tarta nace de la necesidad de acabar con las sobras de la nevera, entre las cuales se incluían jamón y scamorza.
Una breve búsqueda en Internet me facilitó una idea apetitosa (by Cucchiaio.it) y aquí os cuento cómo acabé con mis sobras y cómo nació esta tarta con patatas, jamón, scamorza ahumada y cebollas caramelizadas. No será un plato ligerito, pero con este frío, ¡¡va súper bien para calentarse y recuperar fuerzas!!

Ingredientes:
1 masa de hojaldre
500 g de patatas (3 aprox)
2 cebollas pequeñitas o una muy grande
130 g de jamón en taquitos o tiritas
150 g de scamorza ahumada (u otro queso de pasta hilada)
2 cucharitas de azúcar
1 cucharita de vinagre de manzana o blanco
1 cucharada de aceite
sal, pimienta, agua

Procedimiento:
Hervir las patatas (en olla a presión, tardan unos 15 minutos), dejarlas enfriar y luego pelarlas y cortarlas en rodajas bastante gruesas (1,5 cm aprox).

En una sartén, colocar las cebollas cortadas en anillas, añadir el azúcar, el vinagre y un poco de agua. Dejar que se cocinen hasta que estén tiernas y caramelizadas. Si necesario, añadir más agua durante la cocción.

En otra sartén, calentar el aceite, añadir mitad del jamón y hacerlo rehogar unos minutos. Añadir las patatas y saltear otros pocos minutos, para que cojan sabor. Salpimentar.

Colocar la masa de hojaldre (con su papel vegetal) en un molde, pinchar la base con un tenedor e ir colocando los ingredientes en el siguiente orden: primero las patatas con el jamón, el queso en rodajas de medio cm aprox., la cebolla y acabar con la otra mitad de jamón.

Introducir la tarta en el horno, previamente calentado a 200º C y cocinar durante unos 30 minutos, o hasta cuando habrá cogido un bonito colorcito en los bordes.

Se puede comer caliente, con el queso hilante (ñam), o también fría.

¡Buen provecho!



miércoles, 2 de septiembre de 2015

Tarta salada con requesón perfumado y cherry coloridos



Si hay algo que hace que mis ojos hagan chiribitas es ir paseando y toparme por casualidad con algún mercado, en el cual, evidentemente, me voy a perder: buscando las harinas, semillas y especias más curiosas, quedándome embobada viendo como cortan esos pedazos de carne jugosa, curioseando en las paradas coloridas de fruta y verdura, oliendo (y probando, si es posible jaja) los quesos... ay los quesos... desde el suavecito hasta el más apestoso... todos me los llevaría.



Esta vez ha sido el turno de tomates cherry de vario tipo, albahaca y ricotta (requesón). ¿Y qué hacer con todo eso? Pues muuuchas cosas... por ejemplo, una tarta salada rica, de rápida y sencilla realización.


Encontré una recetita interesante aquí, que modifiqué a mi gusto, empezando por la base de la tarta: no usé ni hojaldre, ni masa brisa, sino pasta matta, que es una masa que, según las indicaciones del eminente Sr Artusi, no llevaría ni una pizca de grasa; sin embargo, esta vez he escogido la variante con un poquitín de aceite, para obtener un resultado más fragante. ¡Os aconsejo probarla!

Ingredientes:
Para la pasta matta:
250 g de harina
Entre 100 y 150 g de agua
Una pizca de sal
4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen

Para el relleno:
400 g aprox. de tomates cherry
250 g de requesón
Unas cuantas hojas de albahaca (variedad de hojas grandes)
Sal, pimienta negra, aceite de oliva extra virgen e hierbas provenzales



Preparación:
Para preparar la pasta matta, colocar la harina en forma de volcán y en el centro verter el aceite y el agua con una pizca de sal disuelta anteriormente (empezar con 100 g de agua). Mezclar con un tenedor, cogiendo harina poco a poco de las paredes del volcán; amasar a mano durante unos minutos, añadiendo más agua si necesario, hasta obtener una masa homogénea.
Hacer una pelota, envolverla con film y dejar reposar durante media hora.



Mientras tanto, con la ayuda de una picadora, triturar 12-15 hojas de albahaca con el requesón.
Encender el horno a 180º C (horno a gas, 200º C).


Estirar la masa y acomodarla en un molde de unos 26-28 cm, engrasado o forrado con papel vegetal.
Untar la base de la tarta con el requesón perfumado y distribuir encima algunas hojas de albahaca y los tomates.
Condimentar con un hilo de aceite, sal, pimienta e hierbas provezales.



Hornear durante unos 35-40 minutos, más otros 10 de grill aprox. (hasta que la tarta esté doradita). ¡Servir caliente!

Buen provecho :)


miércoles, 15 de abril de 2015

Tarte tatin de verduras



Muy buenas,

Os presento una receta vegetariana muy divertida y resultona. Se trata de una tarte tatin con calabacines, puerros y más cositas ricas. Estaba buscando una manera "diferente" de hacer una tarta de verduras y encontré la inspiración en este post (he adaptado un poquitín ingredientes y cantidades).

Ingredientes:
2 puerros
2-3 calabacines, (según el tamaño; que el peso y diámetro de los calabacines sea más o menos el mismo que el de los puerros)
3 cebollas rojas pequeñajas o, si en vuestra verdulería de confianza no encontráis (como en mi caso), una grande
6-7 tomates secos
4-5 dientes de ajo
1 rollo de masa brisa
hierbas provenzales
aceite extra virgen
sal y pimienta negra

Preparación:
Quitar la base de los puerros y cortarlos en trozos de un par de centímetros de largo, hasta llegar a la parte verde, que tiraremos.
Lavarlos bien para eliminar posibles restos de tierra, pero teniendo cuidado a que no se rompan. Una vez limpios, dejar secar los puerros encima de un trapo y, luego, colocarlos en una sartén engrasada con aceite.



Lavar los calabacines y cortarlos en trozos del mismo tamaño que los puerros, aproximadamente; colocarlos en la sartén, junto con los puerros.
Pelar las cebollas, cortarlas en cuartos (si la cebolla es grande, cortarla en trozos más o menos del mismo tamaño que las demás verduras) y colocarlas en la sartén.
Por último, añadir los ajos peladitos.



Cocer a fuego medio-bajo hasta que la base de las verduras empiece a dorarse. Verter un buen chorro de agua, tapar y dejar cocer algunos minutos.
Cuando se pueda pinchar un trozo de calabacín con un tenedor, pero oponga algo de resistencia aún, quitar la tapa y dejar cocer unos minutos más, hasta que el agua haya evaporado y las bases de las verduras estén caramelizadas.

Encender el horno a 180º C (horno de gas: 200º C).
Engrasar bien un molde con aceite y, con cuidado y mucho amor, transferir las verduras al molde, dejando la parte doradita boca arriba.
Añadir los tomates y aliñar las verduras con sal, pimienta e hierbas provenzales.



Tapar con la masa brisa, colocando los bordes de la misma alrededor de las verduras.
Con un cuchillo afilado practicar unos cortes en la masa, para que el vapor pueda salir y la base de la tarta resulte crujiente.



Hornear durante 30-40 minutos, o hasta que la masa resulte bien doradita.
Quitar del horno y dejar enfriar unos 15 minutos. Pasar un cuchillo alrededor de la masa, para asegurarse de que está despegada del molde.
Tapar el mismo con un plato grande y dar la vuelta. Si alguna pieza se hubiese quedado enganchada al molde, don't panic... cogerla y recolocarla en su sitio.

Ahora sólo queda sacar una foto a la tarta, por lo mona que os habrá quedado y comerrrrlaa.

Buen provecho ;)

martes, 13 de noviembre de 2012

Tarta salada con puerros y jamón

¿Tenéis que ir a una cena este finde y no sabéis qué llevar?
Pues aquí tenéis una idea: se puede comer fría también, pero caliente está buenísima.



Ingredientes:
1 masa de hojaldre
2 puerros medio-pequeños
100 g de jamón dulce (del bueno, cortado en lonchas finas)
70-80 g de queso semi-curado
1 huevo
una nuez de mantequilla, sal y pimienta.

Preparación:
Encender el horno a 175-180º C.
Limpiar los puerros, cortar la parte blanca y verde claro en rodajas finas y rehogar 10 minutos a fuego lento con la nuez de mantequilla; añadir poca agua si necesario.
Mientrar los puerros se unen a la mantequilla en una combinación deliciosa y perfumada, cortar el queso en daditos y el jamón en tiras pequeñas. Batir ligeramente el huevo con un tenedor y mezclar con el jamón, el queso y los puerros. Ajustar de sal y pimienta.
Estirar la masa de hojaldre en un molde y agujerearla con un tenedor, verter la mezcla y cocer por 25-30 minutos.

¡Qué aprovechen!