Mostrando entradas con la etiqueta merienda. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta merienda. Mostrar todas las entradas

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Galletas con harina de espelta, sésamo, sal y mucho chocolate


Primer día de otoño, primeras galletas de la temporada, ¡¡uoooouoo!!

La receta, un poco modificada según gustos míos y de una amiga cocinera, viene del bonito libro "Profumo di biscotti", de Rossella Venezia.

Emparejar sal con chocolate siempre me ha gustado mucho (por eso también la receta me pareció interesante jaja); entre los cambios hechos, el más importante fue sustituir la harina normal con la de espelta integral, para obtener un sabor más rústico.
La próxima vez eliminaré la mantequilla y usaré aceite de oliva suavecito... ya os diré qué tal el experimento, jiji.

Ingredientes:
140 g de harina integral de espelta
40 g de sésamo
3 g de sal
9 g de levadura
100 g de azúcar moreno
1 huevo
100 g de mantequilla
100 g di gotas de chocolate



Preparación:
Mezclar la harina con el sésamo, la sal y la levadura. En otro bol, batir el huevo con el azúcar.
Unir la mezcla huevo-azúcar con los ingredientes secos. Añadir la mantequilla fría en daditos, la mitad de las gotas de chocolate y amasar con la ayuda de un tenedor. Una vez amalgamados los ingredientes, tapar el bol con film y dejar reposar en la nevera durante 20 minutos.

Con la masa formar bolitas grandes como nueces, aplanarlas un pelín entre las palmas de las manos y colocarlas en la bandeja del horno forrada con papel vegetal.

Hornear a 180º C (en mi caso, 200-210º C, pero tengo un horno de gas un poco raro) durante unos 7 minutos. Abrir el horno y distribuir el resto de las gotas de chocolate sobre las galletas. Seguir la cocción por otros 7-8 minutos aprox. 
Las galletas parecerán bastante blanditas; no panic, sacarlas y dejarlas enfriar encima de una rejilla. Si no se acaban todas en media hora, se pueden conservar en una caja de lata.

Ahh, por cierto, para quien no lo hubiera visto cuando lo colgué, aquí está un tutorial súper fácil y rápido para personalizar una caja de galletas:
http://www.cookandcraftlab.com/2013/07/caja-de-galletas-personalizada.html

Besitos y feliz merienda otoñal.


 

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Un clásico...pero quién se le puede resistir...tiramisù





Hace muuucho tiempo que algunos amigos me estaban pidiendo la receta del tiramisù...por fiiiinnnn me he decidido a sacar alguna foto, jeje.

Ni idea de dónde venga la receta, la tengo apuntada en mi cuaderno desde....¡siempre!! Es muy fácil de recordar, porque cada 100 g de mascarpone, va un huevo, una cucharada de azúcar y una cucharada de ron. Luego, según la marca y el pote de mascarpone que encontréis, pues, las dosis se pueden ajustar un poco, no pasa nada.
Las siguientes son las que uso normalmente para una fuentecita para 4-5 personas....porque...cómo no vas a repetir... jejejejej.

Ahí va, ya veréis que fácil y rápido.

Ingredientes:
250 g de mascarpone
3 huevos (que no sean grandes)
3 cucharadas de azúcar
3 cucharadas de ron
café
savoiardi = bizcochos duros de huevo (ahora se encuentran fácilmente en los super)
cacao en polvo



Preparación:
Hacer tanto café como para llenar un plato hondo.
Mientras, batir bien las yemas con el azúcar, añadir el mascarpone y el ron.
Montar las claras a nieve y, con una lengua, incorporarlas al resto, con delicadeza y mucho amorr.

Mojar los bizcochos en el café (con 2 o 3 vueltecitas ya es suficiente) y colocarlos en una fuente, muy juntos, hasta completar una capa.


Verter la mitad de la crema y nivelar con una lengua. Colocar otra capa de bizcochos remojados y una más de crema.
Tapar con film y dejar reposar en la nevera varias horas. En el momento de servir, espolvorear con cacao.

Recomendaciones:
1. Si hacéis el tiramisú con un día de antelación, mejor, porque estará más rico aún.....ñam :)
2. Mantener fuera del alcance de gatas golosas XD



viernes, 13 de diciembre de 2013

Mini tartaletas con mermelada...flores y corazones



Hacía tiempo que quería hacer tartaletas mini, usando como moldes los de cupcakes, porque me parece una medida ideal para una persona y una idea simpática para un buffet. Tuve la oportunidad de presentar mi versión de las mismas en ocasión del Christmas Showroom, un evento organizado por Coshop (Barcelona) para este mes y aquí está la receta, ¡ya veréis que fácil!

En la pasta frolla he puesto menos azúcar de lo normal porque la mermelada ya era muy dulce de por si y la verdad es que estoy muy contenta con la masa que salió: no se rompía mientras la manejaba y el gusto resultó ser bien equilibrado.

Ingredientes (para unas 12-14 tartaletas):
250 g de harina
125 g de mantequilla fría, cortada en cubitos
80 g de azúcar
1 huevo
cáscara rallada de 1 limón o de 1/2 naranja
1 pizca de sal
Mermelada de frutos del bosque o la que más os guste

Preparación:
Mezclar la harina con azúcar, sal, huevo, mantequilla en cubitos pequeños, cáscara rallada de limón o naranja; trabajar con las manos el menor tiempo posible (sólo si es necesario, añadir poca harina para que no se os pegue a las manos), hacer una bola, envolverla en film y a descansar en la nevera 30 minutos.

Encender el horno a 175º C. Dividir la masa en un trozo grande y uno pequeñito (pequeñito porque sólo servirá para hacer las flores, estrellas, corazones, etc. para decorar las tartaletas).
Espolvorear un poquito de harina en la encimera; estirar el trozo grande hasta obtener un grosor de unos 5 mm y cortar círculos con un cortador redondo con circunferencia un poco más grande que vuestros moldes de cupcakes.
Con delicadeza, poner los círculos obtenidos en los moldes y ajustarlos con los dedos. Pinchar la base con un tenedor, cubrir con una cápsula de cupcake de papel llena de legumbres y hornear por 6-7 minutos.

Mientras tanto, estirar el trozo de masa pequeño hasta un grosor de unos 4-5 mm y cortar flores, corazones, tiras, estrellas, etc.
Sacar la bandeja del horno, retirar las cápsulas con legumbres y poner una capa de mermelada en cada tartaleta. Decorarlas con las flores, estrellas, etc. y hornear por otros 15 minutos (o hasta que las tartaletas estén doraditas).


Si no tenéis la bandeja de metal o de silicona, podéis usar las cápsulas de papel (lo he probado y van muy bien). 
Si sólo tenéis la bandeja de metal, hay que engrasarla bien, porque la masa, durante la cocción, tiende a agarrarse a ella con uñas y dientes y, luego, sacar de allí las tartaletas podría ser una misión, si no imposible, bastante difícil y peligrosa, jejeje.

¡A disfrutar de la meriendaa!