domingo, 21 de abril de 2013

Más galletas saladas



¡Hola!

Ayer probé una receta nueva, para hacer taralli. En Italia se conocen muy bien, se trata de galletitas saladas con aceite de oliva...qué puedo decir...entre dos nos hemos comido casi una bandeja entera sólo en la cena...me parece que han triunfado ;)
La receta es de una amiga de mi madre y llevaba las medidas en "vasos"; por comodidad, he pesado todos los ingredientes y allí van:

Ingredientes:
170 g de vino blanco (mejor si con gas)
100 g de aceite de oliva virgen extra
380 g de harina
3 g de sal (puse 2 y resultó ser poco)



Preparación:
Encender el horno a 170º C. Mezclar todos los ingredientes y amasar con las manos hasta obtener una masa lisa. Formar rollitos finos de unos 10 cm aprox. y cruzar las extremidades. Distribuir las galletas así formadas encima de la bandeja de horno, forrada con papel vegetal. Hornear por 20 minutos.
Los taralli deben quedar blancos así que, si tenéis horno de gas, poner la bandeja en la parte alta del mismo; si es eléctrico, en la parte baja.
¡Buen provecho!


martes, 9 de abril de 2013

Rollos de pollo



¡Hola!

No sé si ya habéis cenado, pero aquí os dejo una receta para hacer unos rollos de pollo, rellenos de espinacas, bacon ahumado y cremoso brie. ¡¡Espero que llegue a tiempo!! Bueno, si no, para otro día.


Ingredientes (para 4 rollos):
4 filetes de pechuga de pollo
algunas lonchas de bacon ahumado (o speck, si podéis conseguirlo)
80-90 g aprox. de espinacas hervidas
algunas lonchitas de brie
sal, pimienta, aceite
vino blanco
sazonador para carne asada, parrilla, ...

Preparación:
Enceder el horno a 200º C.
Pincelar un lado de las pechugas con aceite mezclado con un poco de sazonador para carne asada. Dar la vuelta a las pechugas y poner en cada una un trozo de bacon, espinacas y 2 o 3 lonchitas de brie.
Salpimentar y enrollar las pechugas, sin atarlas. Sazonar otra vez con sal y pimienta y poner los rollos en una fuente con un chorrito de vinillo blanco. Hornear por 10 minutos. Ya notaréis el olor tan invitante que sale del horno y veréis el brie que poco a poco se derrite y quiere escaparse del rollito...perfecto para mojar pan =)

¡Buen provecho!



domingo, 7 de abril de 2013

Salsa de brócoli para pasta

Esta semana he acumulado bastante verdura en la nevera...¡así que hoy tocaba cocinar!
Además, no nos quedaba pan...aaaahhh, no puede serrr... pues, he aprovechado para probar una nueva receta... ¡pero ésta es otra historia!

Entre la verdura acumulada, tenía un brócoli, que es una gran fuente de vitaminas y antioxidantes. Puede que a algunos niños (y adultos también...) no les haga mucha ilusión comerlo, pero es un alimento muy importante, así que vamos a hacer algo para hacerlo más apetecible.



Ésta es una recetita muuy fácil, para hacer una deliciosa y ligera salsa de brócoli...para niños y adultos gruñones y no gruñones.

Ingredientes:
1 brócoli (brécol)
2 dientes de ajo
aceite, sal y pimienta

Preparación:

Nota preliminar: yo uso la olla a presión para cocer el brócoli, pero se puede hacer con una olla normal
también, aumentando un poco el tiempo de cocción (hasta que el brócoli quede muy tierno).

Con unas tijeras, cortar las "cabezas" del brócoli y lavarlas bajo el grifo. Lavar el tallo también y, luego, cortarlo en trocitos. Poner todo en la cesta de la olla a presión, llenar de agua hasta cubrir el brócoli y cerrar; cocer por 3 minutos desde que la olla empiece a silbar.

Escurrir el brócoli y saltearlo en una sartén durante 2-3 minutos, con un par de cucharadas de aceite y 2 dientes de ajo enteros y pelados.

Quitar el ajo, poner el brócoli en el vaso del minipimer y triturar, hasta que quede una cremita espesa, sin esos malvados y horribles trozos de verdura.... =)

Salpimentar al gusto y listo. Si os gusta el queso, os aconsejo mezclar la salsa con la pasta y luego añadir una buena rallada de parmesano...ñam.



lunes, 1 de abril de 2013

Crackers caseros



Buenas,

Acabamos de volver de vacaciones y, además de la nevera, también nuestro pobre armario de cocina está bastante vacío...es día festivo, ¡así que tenemos que apañarnos con lo que hay! Peeeero, no puede faltar un poco de pan.

Ésta es una receta muy fácil, con la que obtendréis crujientes crackers caseros en una media hora aprox. La receta original es ésta, está en inglés y con las medidas en tazas; la he traducido a gramos, con los que estoy más acostumbrada a trabajar.

Ingredientes:
260 g de harina
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de levadura instantánea
155 g de agua
70 g de aceite de oliva
1 huevo batido ligeramente + 2 cucharadas de agua (o, en alternativa, un poco de aceite)
cobertura a vuestro gusto (romero, sal gorda, sésamo, etc.)

Preparación:
Encender el horno a 200º C. En un bol, mezclar la harina con la sal y la levadura. Añadir el aceite y el agua y  amasar, hasta obtener un compuesto homogéneo (blando y un poco pegadizo).

No necesita reposar, así que el paso siguiente será dividirlo en dos trozos y estirar cada uno sobre una hoja de papel de horno. Si se os pegara al rodillo, ayudaros con un poquitín de harina. Y si la hoja de papel no parara de moverse, podéis pasar un trapo húmedo en la superficie de trabajo y apoyar la hoja encima. Estirar bien, hasta que la masa quede bien finita y transferir el papel en la bandeja del horno.



Pincelar con la mezcla de huevo y agua (o, si preferís, con un poco de aceite...queda igual de bueno) y distribuir la cobertura que hayáis elegido. A mí me gusta poner romero y sal gorda, pero los crackers quedan igual de bien con sésamo o semillas de amapola. Bueno, ¡la cuestión es experimentar con las especias e hierbas que tengáis!

Con un cortador de pizza, cortar la masa en cuadrados. Hornear por 10-15 minutos, hasta que queden crujientes y dorados. Como siempre, la temperatura es indicativa, cuidado a que no pasen al tono marrón.
Dejar enfriar...o no ;)

PD: si no los devoráis todos en un día, se pueden guardar en una caja metálica o congelar en bolsas de plástico.